Conmutador: (81) 8329 4050
[searchandfilter id="1662"]

Lineamientos para el reinicio de actividades educativas y laborales

En base al Protocolo de Prevención Sanitaria y Seguridad Laboral de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), el cual contiene recomendaciones sanitarias y buenas prácticas de salud ocupacional para el retorno a las actividades administrativas y académicas para disminuir el riesgo de contagio de Covid-19 y salvaguardar así la salud del personal y los estudiantes, se establecieron lineamientos específicos para la Facultad de Medicina, los cuales se presentan en este documento.

Los lineamientos para nuestra institución son el resultado del trabajo conjunto de directivos, académicos, especialistas, personal administrativo y estudiantes reunidos en un Comité de Trabajo encargado de establecer recomendaciones basadas en evidencia.

Estos lineamientos son de aplicación general para todos los Departamentos y Servicios, así como Jefaturas Administrativas con actividades laborales y académicas en la Facultad de Medicina. Los lineamientos tienen como objetivo facilitarles a los y las jefas de Departamentos y Servicios un retorno a sus actividades académicas y administrativas de la manera más segura y eficiente.

El protocolo se ha estructurado en 3 etapas:

Para conocer cada una de las etapas así como la Gestión Estratégica y acciones te invitamos a descargar el documento Lineamientos.


Información de interés

Mecanismos de Transmisión

El virus que causa COVID-19 se transmite principalmente de persona a persona, a través de gotitas respiratorias que producimos al hablar, toser o estornudar. Un contagio ocurre cuando estas gotitas respiratorias de una persona infectada se depositan en la boca o nariz de una persona no infectada. ¡Por esta razón se recomienda mantener una sana distancia! Es menos probable que estas gotitas respiratorias se depositen en alguien a mayor distancia. Por esta misma razón también se recomienda toser o estornudar en un pañuelo o cubriendo nuestra boca con la parte interna del codo. Al realizar estas acciones, las gotitas respiratorias quedan atrapadas ahí y no en el aire o en otras superficies.

Se cree que el virus también puede contagiarse de manera indirecta al tocar superficies infectadas y después tocarse la boca, nariz u ojos. Esto ha causado mucha ansiedad al momento de ir al supermercado, de pedir comida a domicilio o incluso recibir paquetería o correo. Sin embargo, la evidencia más reciente nos dice que el riesgo de que esto ocurra es mínimo. Por lo general, siempre es bueno lavarse las manos después de tocar objetos de uso compartido y antes de tocarse la cara para así evitar la transmisión de cualquier microorganismo.

Por último, es importante que sepas que el virus no solamente se transmite de una persona con síntomas a una persona sana. El virus también se transmite de una persona asintómatica o presintomática. Las personas asintomáticas son aquellas que se infectan con el virus pero nunca desarrollan síntomas. Las personas presintomáticas, en cambio, son aquellas que actualmente no tienen síntomas en este momento pero eventualmente los tendrán. En ambos casos, existe el riesgo de que infecten a otros de igual manera que alguien enfermo.

 

Sana Distancia

La sana distancia, o el distanciamiento social, significa mantener una distancia entre tú y otras personas que no viven contigo. Actualmente no existe un consenso sobre la distancia adecuada para evitar más contagios. La OMS recomienda por lo menos un metro, la CDC recomienda al menos 1.8 metros y el Gobierno de México recomienda por lo menos 1.5 metros. Independientemente de esto, entre más lejos estemos de otras personas, menor será el riesgo de contagio si estamos alrededor de alguien contagioso.

La sana distancia siempre se debe de practicar al momento de estar con personas con las cuales no vivimos, e independientemente de si nos encontramos en un lugar cerrado o abierto. La sana distancia no es necesaria practicarla con las personas con las que vives, a menos que alguien sospeche que pudiera tener COVID-19 o ya esté confirmado que sí padece la enfermedad.

Es muy importante recalcar que el uso de cubrebocas bajo ninguna circunstancia reemplaza esta práctica. Recuerda siempre mantener esa sana distancia. Y si no tienes una regla, recuerda este simple consejo: mantente a una distancia de dos brazos de otra persona.

Aquí te presentamos otros tips para mantener una sana distancia:

  • Planea tus salidas antes de salir de casa o reunirte con otras personas
  • Limita la cantidad de veces que sales de casa
  • Si quieres reunirte con gente, opta por hacerlo de manera virtual
  • Si vas a lugares concurridos, trata de mantener alejado de las personas y siempre usa cubrebocas
  • Si vives con otras personas y sospechan o saben que alguien tiene COVID-19, no convivan con esa persona hasta que se recupere
  • Puedes salir a realizar actividades al aire libre como correr o caminar, solo recuerda no acercarte a los demás

Uso de Cubrebocas

Actualmente se recomienda el uso de cubrebocas o tapabocas para reducir el riesgo de transmisión del virus que causa COVID-19. Los cubrebocas deben de ser de tela. Recuerda que, si no eres personal de salud y no ves pacientes, no es necesario que utilices cubrebocas quirúrgicos o tipo N95. ¡Actualmente existe una alta demanda de este tipo de cubrebocas y deben de ser reservados para aquellos que arriesgan sus vidas día con día!

El usar un cubrebocas no sustituye otras medidas como practicar una sana distancia o lavarse las manos frecuentemente. Recuerda que usarlo es un acto de solidaridad hacia la sociedad y que, aunque te sientas sano, pudieras contagiar a otras personas si eres un paciente con COVID-19 asintomático o presintomático.

¿Cómo se usa correctamente un cubrebocas?

  • El cubrebocas debe de cubrir tu nariz, boca y mentón y debe de ajustarse al contorno de tu cara para no dejar espacios libres por donde puedan entra gotitas respiratorias
  • Es importante que cuando lo portes, nunca lo toques ni por delante ni por detrás
  • Si te lo vas a quitar, siempre lávate las manos antes de manipularlo
  • Cuando lo quites, sujétalo de los cordones detrás de tus oídos o cabeza
  • Guárdalo en una bolsa de plástico limpia y reutilizable si está limpio y seco y planeas reutilizarlo
  • Cuando te lo vayas a volver a poner, tómalo solamente por los cordones
  • El cubrebocas se lava una vez al día y se utiliza jabón o detergente y agua caliente
  • Siempre lávate las manos después de quitártelo

Está prohibido:

  • Cubrir solo la boca y dejar la nariz descubierta
  • Compartirlo con otras personas
  • Quitárselo al momento de hablar, toser o estornudar
  • Usar uno dañado, mojado o sucio

Lavado de Manos

Lavar tus manos frecuentemente es una de las mejores maneras de proteger a ti y a tu familia no sólo contra COVID-19 sino también otras enfermedades respiratorias y diarreicas. Los microorganismos que causan estas enfermedades se transmiten al:

  • Tocar tus ojos, nariz y boca con las manos sucias
  • Preparar o comer comida y/o bebidas con las manos sucias
  • Tocar superficies u objetos contaminados
  • Existen, por lo tanto, momentos clave donde es muy importante lavarse la manos antes y después de realizar alguna actividad:
  • Antes, durante y después de preparar alimentos
  • Antes de comer alimentos
  • Antes y después de cuidar de alguien enfermo con una enfermedad respiratoria o diarreica
  • Antes y después de cuidar una herida
  • Después de usar el baño
  • Después de cambiar pañales
  • Después de sonarte la nariz, toser y estornudar
  • Después de tocar un animal, alimento de animal y desechos de animales
  • Después de tocar la basura
  • Después de ir a algún lugar público y haber tocado objetos o superficies que otras personas tocan frecuentemente
  • Antes de tocarte los ojos, nariz o boca

¿Con qué debo lavar mis manos?

La mejor manera de matar los microorganismos causantes de enfermedades es con agua y jabón. Sin embargo, si éstos no están disponibles, se debe utilizar alguna sustancia a base de alcohol al 60%

¡Recuerda lavar tus manos durante 20 segundos y no olvides lavar el dorso de tu mano, entre los dedos y debajo de tus uñas!