Conmutador: (81) 8329 4050
[searchandfilter id="1662"]
Historia 9 Jul 2019

Los médicos y las letras

El Dr. Rafael Garza Cantú, egresado de nuestra Escuela en 1887, destacado por sus aportes literarios e historiográficos en Nuevo León.

Un importante libro que integra nuestro fondo de reserva de la Sala Histórica es “Algunos apuntes acerca de las letras y la cultura de Nuevo León”, obra fundamental para comprender el desarrollo cultural y humanístico de Monterrey durante la centuria de 1810 a 1910.

Escrita por el médico Rafael Garza Cantú (Abasolo N.L.,1864 – Ciudad de México 1912), quien se tituló en la Escuela de Medicina de Monterrey el 22 de noviembre de 1887. Perteneciente a la generación que creció en torno al positivismo y la política liberal oligárquica, quien fue catedrático de literatura e historia del Colegio Civil y la Escuela Normal. Destacado escritor orador que le tocó pronunciar sendos discursos en 1892 para conmemorar el IV Centenario del Descubrimiento de América, y la recepción dada al General Díaz en su visita a la ciudad en diciembre de 1898.

Se le otorgó un espacio para difundir sobre las letras y la cultura nuevoleonesa, en La Gaceta Constitucional de Nuevo León, el cual fue el primer periódico editado en el estado. Colaboró en el periódico El Emprendedor, fundado en 1892.

 La obra “Algunos apuntes acerca de las letras y la cultura de Nuevo León” es pionera en su temática, está dividida en tres secciones las cuales están integradas en 62 amplios capítulos. Inicia abordando a los precursores de la Independencia, destacando la figura del Padre Mier como defensor de la independencia del Anáhuac y de la América, se detiene a referir aspectos de su dilatada obra escrita y, desde luego, como lo hará con los demás personajes de Nuevo León, destaca el papel que jugaron sus contemporáneos, recoge cartas, folletos y artículos alusivos al movimiento insurgente, destacando los primeros periódicos que se publicaron en nuestra entidad.

Gonzalitos será otro personaje al que le dedicara casi un tercio de su libro, donde recrea su biografía, obra escrita, discursos y también enfatiza el papel que jugaron en la política y la cultura sus congéneres y sus discípulos. Concluye con una amplia referencia a los escritores y publicistas posteriores a 1890, a las primeras mujeres que destacan en las letras y a los jóvenes escritores que comenzaban a descollar como Alfonso Reyes.

Confiesa que la obra fue hecha a la carrera, en poco más de un año, siendo lo más grave la ausencia de referencias bibliográficas. La idea era unirse al proyecto conmemorativo que a nivel nacional comandaba el ministro de Instrucción Pública, don Justo Sierra, quien elaboró dos tomos con el título de “Antología del Centenario”.

Una obra que hay que disfrutar y leer con toda calma. En 1995 Conaculta y el gobierno del Estado realizaron una impresión facsimilar, en cuya portada se aprecia la acuarela “Paisaje con flores y abanico” (1897) de Alfredo Ramos Martínez (1871-1946), obra que forma parte de la Pinacoteca de Nuevo León.