Conmutador: (81) 8329 4050
Historia 4 May 2018

5 de Mayo Día Internacional de la Partera

Conoce la historia sobre la carrera de Parteras de la Facultad de Enfermería.

En la Antigüedad, la asistencia al parto estaba a cargo de las parteras o comadronas. Existen referencias de parteras en todas las culturas, desde tiempos inmemoriales y con diferentes nombres. Hasta el siglo XVII, era una actividad exclusivamente para mujeres.

No tenían una formación académica; sino más bien un saber empírico, transmitido de madres a hijas, o de mujeres a otras mujeres. Su labor consistía en proporcionar el apoyo, cuidados y consejos durante el embarazo, parto y el puerperio.

José María Parras

En el Plan de Instrucción Pública, remitido al Congreso del Estado el 27 de febrero de 1826 por el gobernador José María Parás, entre otras cosas se proponía que, en el Hospital del Rosario, los domingos se enseñara media hora algún tratado de partos y enfermedades de mujeres y niños, a matronas de conducta y aptitud, la cátedra no prosperó; más de 30 años después, el Dr. José Eleuterio González estableció una cátedra de Partos, para hombres y mujeres. Con esto se buscaba que quienes se dedicaran a esta labor, tuvieran las bases del conocimiento científico y anatómico, así como, regularizar su ejercicio de la Salud Pública del Estado.

Hospital del Rosario

Hospital del Rosario

Jóven Gonzalitos

El 2 de julio de 1873, la Escuela de Medicina recibió una solicitud de Elena Knapp para que se le otorgara la acreditación como partera, vivía en Cadereyta Jiménez, Nuevo León. Ella presentó el examen profesional luego de haber estudiado bajo la dirección de su padre, el doctor en Medicina D. Moisés L. Knapp, durante más de dos años, por lo cual luego de ser examinada y comprobar sus aptitudes teóricas y prácticas sobre las mujeres embarazadas y paridas, y el de las afecciones de los niños recién nacidos, el Consejo Superior de Salubridad del Estado le entregó su constancia de titulación.

Acta Elena

Acta Elena

El Jurado estuvo integrado por los doctores Antonio Lafon, José Ygnacio de la Garza García y Juan de Dios Treviño, quienes la aprobaron por unanimidad.

Juan de Dios Treviño García

Se le considera como la primera partera acreditada del Estado.

Las materias que se llevaban en el plan de estudios de 1898 eran las siguientes: Obstetricia y lo concerniente de Anatomía y Fisiología, Teratología, Higiene, Enfermedades especiales de mujeres y niños, lo correspondiente a Medicina Legal y Moral Médica.

La Escuela de Enfermeras, fundada en 1915, se integró a la Escuela de Medicina por acuerdo del Gobierno en 1928, siendo nombrada Escuela Profesional de Enfermeras y Parteras. Sus prácticas se realizaban en la Sala de Maternidad del Hospital González y en el Centro de Higiene Infantil, teniendo que cubrir un total de 339 partos.

En 1958, siendo ya Facultad de Enfermería y Obstetricia, se muda a un edificio independiente; 10 años después, por cambios de planes de estudios, se suprime la carrera de Parteras de la Facultad de Enfermería.