Páginas del menú
Categorías del Menú

Hospital Universitario


HOSPITAL UNIVERSITARIO

Visita la página principal

Meses después, materialmente integrados Hospital y Facultad, el gobernador, Dr. Ignacio Morones Prieto, toma el acuerdo de que el Estado ceda a la Universidad de Nuevo León, vía Facultad, el manejo el Hospital Civil Doctor José Eleuterio González.

En ese mismo acuerdo de 2 de junio de 1952, se estipula que el director de la Facultad asuma automáticamente la del Hospital -desde entonces Universitario, acorde con la idea original de Gonzalitos, fundador de ambos planteles, retomada por los doctores Eusebio Guajardo y Angel Martínez Villarreal, entre otros.


Entrega del Hospital José E. González a la Facultad. Junio 2 de 1952

En lo docente, se difirió el sistema por departamentos hasta después de la promulgación de la ley orgánica del Hospital Universitario en 1955. Durante la gestión del doctor Méntor Tijerina de la Garza se puso en funcionamiento el esquema que rige a la Facultad.

Se integraron tres grandes bloques: Departamentos básicos, clínicos y de apoyo. Los básicos se enfocan en la línea académica-científica y su asiento es la Facultad. Originalmente iniciaron: Anatomía, Bioquímica, Fisiología, Microbiología, Farmacología, Patología y Radiología; a los que se han integrado posteriormente otros.

Los Departamentos clínicos y de apoyo tienen su sede en las instalaciones del Hospital. Lo clínico se agrupó en cuatro divisiones: Medicina Interna, Cirugía, Gineco-Obstetricia y Pediatría. A su vez se ramifican en servicios, cuyo incremento se da en función del avance de la medicina especializada. Entre los Departamentos de apoyo están Anestesiología y Citología.

En 1971-1972 hizo crisis el elevado número de aspirantes a ingresar y la incapacidad material y docente de la Facultad para satisfacer tal demanda. El problema se agudizó con el pase automático de la preparatoria a la Universidad; entre 800 y 1000 candidatos se negaron a presentar examen de admisión pues querían entrar todos. Otra consecuencia fue la apertura temporal de una especie de cursos paralelos con aspirantes que no obtuvieron cupo en el plantel oficial. Las “Aulas Anexas” funcionaron en el edificio antiguo del Sindicato del IMSS.

La confrontación se resolvió en enero de 1973 y definido el rumbo, se incorporaron muchos estudiantes que habían tomado cursos en las Aulas Anexas, previo cumplimiento de los requisitos fijados por la Facultad.

En 1982 la carrera técnica de laboratorista se elevó al rango de licenciatura como Químico Clínico Biólogo, por acuerdo del H. Consejo Universitario

LA INSTITUCION EN EL PRESENTE

La Facultad ha sido partícipe y colaboradora en forma continua, desde hace más de 145 años, en el devenir histórico de la Medicina en Nuevo León. Desde 1865 hasta agosto de 2002 han egresado más de 14,000 médico cirujano – parteros y químico-clínico-biólogos, todos profesionistas de primera calidad, “La Escuela de Medicina no reconocerá por hijos más que a los que reúnan las tres indispensables condiciones de CAPACIDAD, APLICACION, HONRADEZ. Con esto y con ser siempre intransigentes con los que no tengan buena moralidad a toda luz, esta escuela cumplirá con el fin de su institución, que es producir profesores que sean verdaderamente útiles”, fue la línea que marcó su fundador el Dr. Gonzalitos y aún permanece vigente.

Las instalaciones de la Facultad se encuentran en el campus Area Biomédica de la UANL. Se cuenta con diferentes dependencias que complementan lo anterior, principalmente laboratorios, Biblioteca con centro de referencia, departamento de Audiovisual, de Informática y el campo clínico con tecnología de punta, localizado en el Hospital Universitario Dr. José Eleuterio González. En su conjunto suman más de 120 000 metros cuadrados de construcción.

Actualmente existen, entre Departamentos y Servicios, un total de 52 unidades distribuidas en Facultad y Hospital. Bajo estos modelos se agrupa el Cuerpo Docente –270 profesores-, a más de becarios, personal administrativo, técnico y de intendencia.

NUEVOS EDIFICIOS

El edificio original de la Facultad se concluyó en 1960, con la inauguración del Frontispicio y la llamada sección Oriente. Por el aumento de alumnado, a raíz del pase automático a la Universidad en los años 70, abrió sus puertas el edificio de Aulas Nuevas, la siguiente década el de Ciencias Médicas II, originalmente Cardiología, y el microscopio electrónico, En 1992 se puso en funciones el nuevo edificio de la Biblioteca, que aloja entre otras dependencias al Centro Regional de Informes y Documentos en Salud (CRIDS), y la Sala Museo Dr. Oscar Angel Ulloa Gregori, abierta en 1993. Seis años más tarde se inauguró el edificio de Ciencias Morfológicas

Desde la institución de los premios de investigación de la UANL en 1982, la Facultad ha obtenido 23 de ellos, en los rubros de Ciencias Naturales y Ciencias de la Salud, a través de sus maestros y alumnos

La Institución se encuentra inmersa en busca de calidad y excelencia en todas sus tareas. Es una constante que se ha exigido a sí misma a lo largo de la historia, para su supervivencia en tiempos difíciles y para responder a la comunidad que ha depositado su confianza en ella.

EL PROYECTO.

En octubre de 1931 asume la gubernatura de Nuevo León Francisco A. Cárdenas, quien luego de una visita al antiguo Hospital Civil decide como tarea prioritaria la construcción de un nuevo edificio, acorde con la modernidad de esa época

Se nombró una Comisión formada por los Doctores Francisco L. Rocha como Presidente, el Director del Hospital Civil, Serapio Muraira, el Director de la Escuela de Medicina, Procopio González Garza y los Doctores Angel Martínez Villarreal, Francisco Vela González y Telésforo Chapa. A propuesta suya se contrató al Doctor William Henry Walsh, de Chicago Estados Unidos, como Médico Consultor del Comité. La sugerencia fue la erección de un Centro Médico

Se aceptaron las sugestiones del Doctor Walsh de prever las posibles ampliaciones futuras que pudiera necesitar el Centro Médico, cuyo primer edificio sería el Hospital.

Sobre la base de lo anterior se adquirieron 30 hectáreas de un terreno rústico, situado en el extremo Poniente de la Calzada Francisco I. Madero. El sitio se catalogó ideal, espacio suficiente para cualquier desarrollo ulterior, desnivel de 32 metros sobre el piso de la Plaza Zaragoza, perfectamente ventilado, alejado del ruido de la ciudad y las fábricas.

En el contrato de compraventa del predio se puntualizó que sólo se construirían edificios afines a la medicina, que la propiedad era exclusiva del Hospital Civil, quien concedería autorización para nuevas instalaciones.

El diseño del plano y maqueta originales estuvieron a cargo del Ing. Eduardo Belden y el Arq. Leopoldo Quijano

Para la fecha en que el gobernador Cárdenas rindió lo que sería su último Informe, 16 de septiembre de 1934, se había concluido en su totalidad la estructura de concreto armado de todo el edificio, todas las paredes exteriores, instalación parcial de la tubería para alambrado eléctrico y de servicios sanitarios.

 

 

 

 

 

 

AVANCE E INAUGURACION

Por problemas de política el gobernador Cárdenas abandonó su cargo, dejando eregida la obra negra del nuevo Hospital. Le sucedió en el cargo el licenciado Pablo Quiroga, quien continuó los trabajos, aunque a ritmo más lento. Una aportación importante fue la que se obtuvo con la Feria de Mayo de 1937. En la construcción del nuevo Hospital Civil se invirtieron más de $510000. Se destinó a materiales de albañilería, gabinetes sanitarios, instalación eléctrica, puertas, ventanas y salarios para trabajadores.

En el año de 1938, con la llegada al Gobierno del general Anacleto Guerrero, por ley de estado fue creada la Beneficencia Pública y bajo los auspicios de ésta, siendo director del Hospital antiguo el doctor Benjamín Almeida, se siguió invirtiendo para acondicionar el sótano, el primer piso y parte del segundo, para que el nuevo edificio funcionara, al menos, en forma parcial.

 

Sucede al general Guerrero en la gubernatura el también militar Bonifacio Salinas Leal; gestiona y consigue que la Secretaría de Salubridad y Asistencia apoye con generosidad el avance de las obras y, en 1943, se terminan el tercero y cuarto pisos del hospital; para la dotación de equipo e instrumental se destinan fuertes erogaciones. En dicho año se hace una reapertura de los servicios del Hospital en un acto conmemorativo.

Se dio a conocer en el Informe de Gobierno que el costo total de la obra sumó CINCO MILLONES DE PESOS, y servirá para dar cupo a setecientos pacientes.


Inauguración en 1943

 

EL HOSPITAL – ESCUELA

Durante la gestión del licenciado Arturo B. de la Garza, sucesor de Bonifacio Salinas Leal, se le propone un esquema administrativo en base a la fórmula Hospital – Escuela, promovida desde la década de los ’30 por el director de la Facultad, doctor Eusebio Guajardo, y retomada en 1943 – 44 por el doctor Angel Martínez Villarreal, también con el mismo cargo.

Fundamentalmente se proponía la administración del Hospital a cargo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nuevo León, a fin de convertir aquél en un macrodepartamento clínico. En consecuencia, el director de la escuela debía ser también del Hospital y los catedráticos, responsables de los departamentos y servicios del Hospital.

La idea no fue bien vista por ciertos organismos, entre otros, la Junta de Beneficencia Pública, responsable en esa fecha (1944), de la administración del nosocomio. A consecuencia de ello surgió un roce entre las autoridades del Hospital, entonces bajo el mando del doctor Francisco L. Rocha y el director de la Facultad, Dr. Angel Martínez Villarreal. El conflicto se polarizó hasta concluir en una huelga de la Universidad de Nuevo León en apoyo a las demandas de la Facultad.

El gobernador Arturo B. de la Garza tomó una solución intermedia, los directivos de ambas instituciones se coordinarían para nombrar los jefes de departamentos.

El doctor Francisco Vela González, sucesor de Francisco L. Rocha en la dirección del Hospital, inició su gestión directiva con el proceso de departamentalización. Se considera un avance de lo que años después será el Hospital Universitario.

El proyecto de Hospital – Escuela continuó latente, al inaugurarse el actual edificio de la Facultad de Medicina, a unos metros del Hospital, a fines de 1951, se concretó la ligazón entre las dos instituciones.

EL HOSPITAL UNIVERSITARIO

El entonces Gobernador, doctor Ignacio Morones Prieto, promulga el 2 de junio de 1952 el acuerdo por el cual el Estado cede el Hospital Civil a la Universidad de Nuevo León para que, vía Facultad de Medicina, lo administre en bien de la enseñanza médica y asistencia médica.

Fue hasta el 10 de enero de 1955 cuando se promulga la Ley Orgánica del Hospital Universitario por medio del Decreto 105, que garantiza certidumbre jurídica, y cuyos primeros artículos apuntan:

1o.- El Hospital Dr. José Eleuterio González es una institución del Estado dedicada a prestar servicios público y asistencial en función de la salud humana y de la enseñanza y del progreso de las ciencias médicas de Nuevo León. En consecuencia se considerará en lo sucesivo como una dependencia de la Universidad de Nuevo León, organizada como Departamento Clínico de la Facultad de Medicina de la citada institución, y se regirá por los preceptos de esta ley y de las correspondientes a la Universidad de Nuevo León.

2o.- Los terrenos, edificio, instalaciones y bienes muebles que actualmente integran el patrimonio del citado establecimiento bajo el régimen de beneficencia pública y posteriormente de la asistencia social, quedan afectados a las funciones encomendadas el Hospital Universitario como dependencia de la Facultad de Medicina. Estos bienes se regirán para lo sucesivo por las disposiciones relativas al patrimonio de la Universidad de Nuevo León y en lo futuro sólo podrán afectarse las partes de terreno que no estén dedicadas a los fines anteriores, para el establecimiento de los centros de la misma índole médica, educativa y asistencial, creados por el Estado o la Universidad

4o.- La autoridad superior del Hospital residirá en el Consejo Universitario de la Universidad de Nuevo León, pero éste sólo deberá ejercerla por medio de disposiciones de orden general, correspondiendo en todo caso la resolución de problemas particulares de carácter administrativo, disciplinario o asistencial a la Dirección de la Facultad de Medicina, que será la misma del propio Hospital. Lo anterior se entenderá sin perjuicio de las facultades que competen al Consejo respecto al nombramiento del personal universitario y las disposiciones de la Ley Orgánica de la Universidad de Nuevo León y sus reglamentos

El Hospital, pese a que se transformó de Civil a Universitario, funcionó durante algún tiempo a la usanza tradicional. Continuaba el tratamiento de pacientes a cargo de médicos externos ajenos a la Facultad de Medicina. Sin embargo, con la ley orgánica del 55 inició la reestructuración en el área docente en la Facultad, con la integración de los departamentos básicos.

EDIFICIOS POSTERIORES

La Facultad de Medicina y el Hospital Universitario formaron el núcleo del Area Biomédica de la Universidad Autónoma de Nuevo León, que hoy incluye además las Facultades de Odontología, Salud Pública y Nutrición, Psicología y Enfermería.

Alrededor de los edificios originales de Facultad y Hospital se han ido levantando además diversas construcciones.

Hasta 1973, la consulta externa se hacía dentro del mismo edificio en el 1º y 2º Pisos de la sala sur – poniente, donde se tenía la recuperación de pacientes. La construcción del agregado de Consulta Externa inició en 1967 y se suspendió -inconcluso- en 1970, se reanudaron los trabajos hasta 1973.

En 1974 se inician las actividades en el nuevo edificio de Consulta Externa, construido a un lado del Hospital y comunicado interiormente al mismo; esta unidad representó un alivio para las necesidades de área física del Hospital Civil.

Atrás del Hospital se edificó la Unidad de Psiquiatría, inaugurada en 1967, que a la fecha sigue en proceso de ampliación.

Lo que originalmente se diseñó como Hospital de Cardiología se llama en la actualidad edificio Ciencias Médicas II. Aloja a varios Departamentos Básicos y Clínicos.

En 1978 se inició la construcción del 5o. Piso del Hospital, aunque no como lo contemplaba el proyecto original, de Pediatría. Ahí se instalaron los quirófanos y la sala de cuidados intensivos (1982)

Localizado también en la parte posterior del Hospital se encuentra el edificio de Radiodiagnóstico y Radioterapia, inaugurado a fines de 1980.

Contiene lo más avanzado en tecnología moderna de Radiología, así como equipos de Ultrasonografía y Tomografía Axial computarizada.

En el mismo edificio se localiza el Departamento de Oncología, que cuenta con un acelerador lineal de la más avanza tecnología.

 

En las gestiones directivas recientes se continuó el intenso programa de remodelación y optimización de los espacios disponibles, destaca la del edificio Dr. Rodrigo Barragán. Además se agregaron la Unidad Shock Trauma Carlos Maldonado en 2001 y la Torre de Pediatría en este 2003.

 

El Hospital Universitario Dr. José Eleuterio González es el único de tercer nivel de atención (Especialidades) en el noreste del país para la población sin cobertura médica social. Hoy dispone de 500 camas de internamiento, 50 para Cuidados Intensivos e intermedios de Pediatría y 20 para Cuidados Intensivos de Adultos.